WASHINGTON, D.C (RCE Noticias) – Presidente-electo Joe Biden, tiene planes ambiciosos para su primer día de la presidencia, incluyendo una reforma migratoria con un camino a la ciudadanía.

Biden tomará posesión como el presidente número 46 de los Estados Unidos el miércoles 20 de enero, 2021. 

Según la Prensa Asociada, mejor conocida como AP por sus siglas en inglés, la propuesta “proveerá uno de los caminos más rápidos a la ciudadanía.” 

Nina Cano, abogada de inmigración en Charleston, dijo, “que si usted tiene un historial de inmigración es muy importante que usted pida sus [antecedentes] mediante un pedido de FOIA, para que usted y su abogado sepan a que se están enfrentando en su caso de inmigración.” 

Un pedido de FOIA es una abreviación para la ley de Libertad de Información. Ley que permite que el público tenga acceso a ciertos archivos por completo o parcialmente que se encuentren en manos del gobierno estadounidense. 

El Plan De La Reforma Migratoria 

La propuesta para una reforma migratoria dice que las personas que viven en los Estados Unidos desde el 1 de enero del 2021 sin documentos podrán tener un camino a un estatus legal temporal por cinco años. 

Algunos inmigrantes podrán tener la residencia, frecuentemente llamada una ‘green card’, si no tienen antecedentes, pagan impuestos, y cumplen con otros requisitos ‘básicos.’

Después el tiempo para hacerse ciudadano sería de tres años. 

Inmigrantes Con DACA o TPS 

Algunos inmigrantes podrán obtener su residencia más rápido. Personas con TPS o DACA, al igual que trabajadores agrícolas podrían calificar para su residencia mas rapido si estan trabajando, en la escuela y cumplen con otros requisitos. 

En Carolina del Sur hay entre 255 mil y 290 mil inmigrantes, un 5% de la población. Según la organización New American Economy, inmigrantes en el estado tienen un poder adquisitivo de $5.9 mil millones de acuerdo con datos del 2018. 

NAE estima que hay unos 82,000 inmigrantes sin documentos en Carolina del Sur, aun haci contribuyen más de $160 millones en impuestos. 

Luis Arzaluz, un Mexicano que ahora es ciudadano Americano, dijo a NAE, “imaginate el crecimiento en los mercados de viviendas y construcción si al menos la mitad de los que están indocumentados fueran permitidos a quedarse.” 

Arzaluz se convirtió en ciudadano en el 2016 después de haber llegado a Estados Unidos con su padre en el 1999, quien obtuvo una visa H-1B. 

Cano dijo que, “no meta ningún papel antes de hablar con un abogado de inmigración a su preferencia para asegurarse [que sepa] sus derechos, sus responsabilidades, y los riesgos en su caso antes de entregar cualquier papel a inmigración,” mediante una publicación en la página de Facebook de Cano Law, LLC.